Saltar al contenido
Supercitas

Silencio incómodo: cómo evitarlos? – Sitios de citas

marzo 9, 2021

Se produce un silencio incómodo en un momento en que las dos partes no tienen palabras. Esto puede ocurrir si les cuesta encontrar puntos en común o simplemente si ninguno de ellos es un gran comunicador. Incluso una reunión entre dos personas tímidas y charlatanes puede dificultar mucho la interacción. Para evitar situaciones como estas, que pueden arruinar fácilmente una reunión, hay que adoptar diversas técnicas.

Haga observaciones espontáneas

Una buena manera de condimentar una conversación en cualquier momento es mediante observaciones espontáneas. Mirad a vuestro alrededor y comente algo que le parezca interesante. No debe ser nada muy importante. En estas situaciones, todo puede ser más que suficiente para romper el hielo. Y si inyectar un poco de humor en estas mismas observaciones, aún mejor.

Haga preguntas relevantes

Si no sabe qué decir, no dude en preguntar. Esto no sólo mantendrá la conversación, sino que le permitirá aprender más sobre la otra persona. Sin entrar en los cuestionarios, haga una pregunta interesante que le permita desarrollar un nuevo tema de conversación a partir de ahí.

Recuperar la conversación perdida

Otra técnica interesante para romper un silencio incómodo es intentar recoger allí donde lo dejasteis. Piense de qué hablabais e intente volver a acceder a, haciendo una nueva observación o haciéndoos una nueva pregunta al respecto.

Proponer una actividad

Para evitar el malestar de la falta de tema, siempre puede proponer una actividad, sea cual sea. Puede ser una película, un juego o una actividad deportiva. Todo lo que le mantenga centrado en algo en particular puede ayudar a que la reunión sea mucho más agradable.

Prepare las cosas de antemano

Por muy ridículo que parezca, pensar con antelación en algunos temas de conversación puede ayudarle a salvaros de situaciones extremadamente incómodas. Prepare un tema o dos para introducirlos si ve que la falta de tema comienza a dominar la ocasión. Cuando se prepara correctamente, esta técnica puede ser un activo extremadamente importante en cualquier reunión.